Caminos de hierro

Si la aparición del ferrocarril supuso un instrumento de progreso y una revolución en el mundo de las comunicaciones en la sociedad del s. XIX, no fue menos importante la aparición de los más modernos trenes en el paisaje español de finales del s.XX. El tren rompía las barreras de la velocidad sobre los tradicionales caminos de hierro.

Al tiempo que se cumple el 20 aniversario de la primera línea de alta velocidad española que une las ciudades de Madrid y Sevilla, encontramos estacionado en un andén cercano, un tren clásico, el “Al Andalus” convertido en un palacete rodante que rememora la época del nacimiento del mismo.

La expresión “España país de contrastes” toma vida, cuando al llegar a las principales estaciones andaluzas observas sobre sus raíles dos convoyes tan distintos, en un principio con la misma función, la de trasladar gente desde un origen a un destino.

Pero si el tren de alta velocidad va cargado de gentes cuyo tiempo apremia, hombres y mujeres cuyo equipaje lo componen sus maletines de trabajo, ordenadores portátiles, smartphones,…..el “Al Andalus” presenta un ambiente muy distinto de románticos viajeros con deseos de conocer Andalucía de una forma distinta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s