El vivero de las buenas ideas

En estos tiempos tan tristes, tan de poco confiar en el género humano, tan de “guardar para lo que pueda venir” y tan desesperanzados, me he encontrado con una iniciativa empresarial que es capaz de reconciliarme con el mundo empresarial y con mis congéneres.

Uno de los aspectos que más me interesan de las empresas es su dimensión social, porque siempre nos parece que es una falacia. Pues bien, Vivesoy ha puesto en marcha este proyecto que, cuanto menos, merece la pena echarle un vistazo, le han llamado El Vivero de las Buenas Ideas y se trata de un espacio de coworking virtual para todos aquellos emprendedores con ideas.

Es verdad, no es una iniciativa específica para el sector de la hostelería y el turismo,  pero sí nos afecta de lado, porque lo han enfocado para los sectores de la salud y el bienestar, la gastronomía y las tendencias. Y parafraseando a una compañera del departamento que dice que “todo es tareable”, también todo es “turisteable” o, ¿acaso no hay un turismo dedicado a la salud y el bienestar y otro llamado turismo gastronómico?

En esta convocatoria, que ya ha terminado, hay algunas ideas muy interesantes, ¿alguien se anima para la próxima?

Anuncios

Marchando otra de QR

Hace ya unos meses publicamos un artículo sobre los QR en el blog (concretamente el 26 de marzo), en el que os dimos a conocer nuestro QR y hablamos sobre algunas de las implicaciones de esta herramienta en el sector turístico, ¿lo recordáis? 
Pero desde entonces hemos aprendido muchas más cosas sobre él.  De hecho, hemos ido a uno de los Pre-lab Talleres que organiza Andalucía Lab, donde, una vez más, hemos aprovechado bien el tiempo.
Los códigos QR han recorrido un largo camino desde que ingenieros de Toyota los diseñaron, allá por 1994, para poder almacenar gran cantidad de información sobre componentes de los automóviles, que no cabían en los tradicionales códigos de barra. En Japón y otros países asiáticos son muy populares. Y ahora los vemos en todos sitios: vallas publicitarias, anuncios en revistas, camisetas, etcétera. ¿Quieres ver alguna campaña curiosa?
Tienen muchas ventajas, entre las que hay que destacar su gran capacidad de almacenamiento y facilidad de lectura. Además, son poco delicados. Si, por cualquier razón, se deterioran parcialmente, todavía pueden proporcionar información. Los puedes leer de arriba abajo, de derecha a izquierda o viceversa. Y, muy importante para los que quieran usarlos: son tremendamente económicos. ¿Que queremos hacer una campaña de nuestra empresa o destino a base de unos folletos atractivos, en los que vamos a invertir una cantidad de dinero considerable? Si antes frenaba el alto coste de un soporte cuyo contenido podía cambiar, ahora podemos optar por imprimir la parte invariable de la información y mostrar las ofertas y los cambios de programa a través del QR.
Para generarlos no hace falta dinero. Es tan sencillo como descargarse algunas de las aplicaciones y listo. Una de las más utilizadas es kaywa, pero, si se le quiere dar un toque creativo y colorista se pueden usar qrlicious o qrstyler, que permiten incluir colores e incluso imágenes en los QR. En cuanto a los lectores, cualquiera de los que se pueden descargar en los smartphones funciona bastante bien, pues prácticamente todos cumplen con los estándares de lectura, tanto para Androidiphone Blackberry. Mirad cómo puede quedar.
Sólo hay que tener algunas precauciones con los QR. La primera es el tamaño, que debe ser como mínimo de 2,5 cm de lado. Además deben estar en una superficie plana, pues en caso contrario no se pueden leer con claridad. Y por supuesto, una reflexión: antes de usar un código QR hay que tener muy claro para qué se quieren. No olvidemos que todas las ventajas que nos aportan las nuevas tecnologías hay que aplicarlas para que no se cumpla el refrán “Los árboles no nos dejan ver el bosque”.
Por cierto, ¿os acordáis de la entrada sobre la gamificación? Pues os vamos a mostrar un divertido ejemplo de cómo unir ese concepto con el de los códigos QR.

El turista del siglo XXI

Como ya sabéis, la semana pasada visitamos Andalucia Lab y aunque ya lo hemos comentado en una entrada anterior, en esta ocasión quiero explicaros un poquito más en qué consiste su Demolab.

Demolab es un espacio compuesto por distintos escenarios: imaginaos una recepción de hotel, una agencia de viajes, una terminal de transporte o un campo de golf y ¿para qué? Pues para conocer de cerca las nuevas tecnologías que se pueden aplicar en estos campos.

Por ejemplo, podemos ver cómo funciona la realidad aumentada en un museo. Y¿eso qué es? Pues la realidad aumentada sobreimprime información digital al mundo real. Para que lo entendáis fácilmente, cuando visitáis un museo y veis los cuadros no tenéis ninguna otra información salvo la que os ofrezca el cartelito que está al lado del mismo. Normalmente el año en que se pintó, el autor y poca cosa más.  Bueno, ahora imaginad que ese museo cuenta con realidad aumentada. Cuando veis el mismo cuadro, en este caso, utilizando una aplicación de vuestro Smartphone, podéis ver mucha más información sobrepuesta al mismo, por ejemplo un vídeo, una web donde hablan del autor, etc.

Este no es más que un ejemplo de toda esa tecnología que acompañará al turista del siglo XXI. Y ¿cómo es ese turista? Pues en el siguiente vídeo podéis ver de lo que hablamos, aunque la pregunta importante es: ¿Estamos preparados para darles un buen servicio?

#FF @andalucialab

El pasado viernes 16 de noviembre, el departamento de Hostelería y Turismo del IEDA visitó las instalaciones de Andalucía Lab en Marbella y mantuvo una reunión con el coordinador de proyectos (Daniel Iglesias) y la coordinadora del área de formación (Mª José Reyes) con el fin de conocernos mutuamente y plantear una colaboración entre ambos organismos.

Andalucía Lab es una de las apuestas mas importantes de la Consejería de Turismo, al igual que el IEDA lo es de la Consejería de Educación y de ahí nuestro interés en conocernos.

Nos dimos cuenta de que coincidíamos en varios aspectos:

  • Utilización de nuevas tecnologías y redes sociales.
  • Nos dedicamos al sector turístico.
  • Compartimos el ámbito de actuación: Andalucía.

La mañana empezó con una presentación donde Andalucía Lab nos contó a qué se dedican: ofrecen servicios de Innovación en Turismo para aumentar la competitividad a través de Internet y acciones formativas especialmente dirigidas al sector turístico. En este sentido (como ya os comentamos en otra entrada anterior) ofrecen 4 servicios:

  • Webtrainer: herramienta de apoyo a los empresarios turísticos con carencia de presencia online.
  • Gatho: aplicación que permite gestionar, de manera unificada, la disponibilidad y precio en los principales canales de venta.
  • Entumano: permite desarrollar guías turísticas para dispositivos móviles.
  • Roomore: herramienta que informa de la reputación de la empresa turística y cómo optimizar su presencia en Internet.

Son servicios muy interesantes para las empresas turísticas que gracias a su asesoramiento y apoyo, pueden mejorar tanto su presencia en redes sociales como su gestión comercial online.

Como os podéis imaginar, de esta reunión salieron varias propuestas de colaboración que os iremos contando en futuras entradas a medida que las vayamos concretando. De esta colaboración se beneficiará tanto el alumnado de los ciclos de Turismo del IEDA como el profesorado de la especialidad y sus alumnos.

Tras la reunión, Paco Romero se encargó de mostrarnos los escenarios donde recrean la utilización de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos turísticos (Demolab).

Es increíble lo que las TIC pueden hacer ya en materia de turismo y lo que está por venir. Los interesados en visitarles, pueden hacerlo solicitándolo a través de un email (demo@andalab.org).

Desde el departamento de Turismo del IEDA queremos darles las gracias por su atención, el tiempo que nos dedicaron (¡estuvieron con nosotras toda la mañana!) y la amabilidad que derrocharon con nosotras.

Ha sido todo un placer y esperamos que se cumpla la frase que comentamos varias veces a lo largo de la mañana: “Este es el principio de una larga amistad”.

 

Visita del departamento de Turismo del IEDA a Andalucía Lab

¡A jugaaaar!

¿Os suena la palabra gamificación? A quien sepa algo de inglés, la palabrita le sonará a juego (game). Pues está en lo cierto, la gamificación es el empleo de las mecánicas de juegos en contextos diferentes a estos, para promover un comportamiento por parte del cliente. Esto implica ofrecer premios, puntos, descuentos, etc., por llevar a cabo diferentes acciones.

Cómo podéis imaginar, el turismo es uno de los sectores donde más puede utilizarse, especialmente para incrementar el gasto por cliente o hacer que los turistas visiten recursos menos conocidos. ¿A que ya se os están ocurriendo ejemplos?

En el blog intelify.net podemos encontrar información sobre un proyecto llevado a cabo en febrero de este año en Córdoba, donde utilizaron técnicas de gamificación. Durante 40 horas los visitantes de la ciudad que contaron con tarjetas que se proporcionaban con un lector de códigos QR en su móvil, podían interactuar con 2 tótems repartidos por la ciudad. Con cada interacción los usuarios recibían un ebook con la historia del lugar, además de un cupón de algún restaurante del entorno para su posterior canjeo.

¿Sus conclusiones? Muy interesantes:

Por ejemplo, aunque el proyecto solo duró 40 horas, se dieron de alta más de 300 personas y se consiguieron unos 20.000 impactos en redes sociales de los propios usuarios que habían optado por socializar la visita.

Esto nos da una idea del potencial de la gamificación en turismo pero, desde luego no es el único sector donde se aplica.

Por si no termináis de comprenderlo, aquí os dejo un ejemplo de aplicación de un conocido banco español.

 

Estoy segura de que en un futuro, seguiremos oyendo hablar de este concepto, aplicado a otros muchos sectores, sin ir más lejos, a la educación. ¿Sorprendente? En una próxima entrada os lo explicaré.

“Hay que ser un F5”

Paro 0. ¡Ojalá fuera verdad! Pero lo cierto es que solo es el título del vídeo que da pie a esta entrada. El dato real es alarmante: 52% de paro juvenil en España. Y ¿por qué empezar una entrada de forma tan “optimista? pensaréis vosotros. Pues porque el vídeo del que os hablo (descubierto gracias a nuestro compañero del IEDA @ManuElpielRoja) sí que lo es. Hace un análisis muy positivo de la situación que vivimos actualmente.

Se señalan cosas que ya sabíamos: que en este país sufrimos de una tremenda “titulitis”, que las habilidades que demanda el mercado laboral cambian constantemente, que el ritmo es tan rápido que la formación tradicional es incapaz de seguirlo y que las empresas buscan profesionales que les resuelvan problemas y para eso los títulos del curriculum no son suficiente.
En plena crisis, hay empresas que están en crecimiento y que buscan nuevos profesionales con habilidades que no están siendo enseñadas por el actual sistema de formación.
Hay una frase que me encanta “tienes que ser un F5” o lo que es lo mismo, alguien en continua transformación, que siempre tenga ganas de aprender y que se enfrente a los retos con optimismo y no con miedo.

En el IEDA pretendemos que os forméis en habilidades que serán necesarias en un futuro muy próximo o que ya lo son, porque pensamos que la “teoría” no es suficiente.

Mucho ánimo y ¡adelante!

¿Qué es un blogtrip?

Entre los profesores y alumnos de Turismo, los términos famtrip y presstrip son más o menos conocidos. Sin embargo y, debido a la influencia de Internet y las redes sociales en la organización de los viajes, poco a poco estamos incorporando un nuevo término a nuestra lista, el de blogtrip.

Un blogtrip es un viaje organizado por destinos y empresas de servicios turísticos que ofrecen a los blogueros de viajes con el fin de que estos hagan comentarios en sus blogs y recomienden alojamientos, restaurantes donde comer a buen precio, lugares que hay que visitar, etc., además de dar su opinión al respecto, contar alguna anécdota o dejar fotografías y vídeos de sus experiencias.

De esta forma, el destino y empresa logran llegar a un mayor número de clientes potenciales y son recomendados por blogueros que tanta confianza generan entre sus seguidores. El destino gana, el bloguero viaja gratis y el cliente acierta.

Aquí os dejamos el enlace al último blogtrip a Budapest realizado por nuestro bloguero de viajes preferido, Sele, José Miguel Redondo, un madrileño de 32 años cuya pasión en la vida es viajar, viajar y viajar. Y toda su experiencia la publica en su web El Rincón de Sele. Como curiosidad, os diré que empezó sus viajes hace tan solo 11 años y desde entonces ha visitado 80 países. ¡Yo de mayor quiero ser bloguer@ de viajes!

Durante este curso 2012-2013 hemos tenido la suerte de que Sele acepte colaborar con el Departamento de Turismo del IEDA y sus alumnos. Les hemos sugerido que se lean algunos de sus relatos de viajes y que comiencen a seguirlo en Facebook y Twitter. Y Sele ha tenido el detalle de mandarles un saludo especial a través de Facebook.

Hay previstas otras actividades con nuestro bloguero, pero eso os lo contamos más adelante. Por lo pronto os animamos a que leáis alguno de sus relatos, os dejamos un par de ellos:

Interrail 2001, el primer relato de Sele de un viaje que realizó con 21 años acompañado de sus amigos del barrio.

Viaje al Sur de África en 4×4: noche de hienas, una auténtica aventura africana.

Esperamos que disfrutéis de la experiencia y no os ponga los dientes muy largos…
¡Hasta pronto!

El bloguero Sele participando en Paralelo 20, el programa viajero de Radio Marca con motivo de su reciente viaje a Budapest