Aireando el corazón

Muchos son los países que apoyan sus futuras estrategias turísticas en pilares alejados de las guerras de precios, que no sólo deterioran el sector,  si no que son insostenibles en el tiempo, empobreciendo la economía local y la imagen del destino. Está claro que debemos basar nuestro  posicionamiento tomando de referente la diferenciación. Sin embargo, creo que en algunos momentos deberíamos pararnos a analizar el concepto y su evolución. Ya sabemos que el marketing experiencial se apoya en proporcionar al cliente experiencias que las identifique como únicas, buscando la diferenciación. Desde luego, una experiencia  única es dormir en un ataúd o en un bloque de hormigón para alcantarillado… con el trabajito que nos está costando mantener el estado de bienestar por el que tanto lucharon nuestros antepasados  ¡No seré yo quien rompa el cerdito para disfrutar de estos servicios!

En el lado opuesto encontramos iniciativas de países como Eslovenia , donde los Sejalec, premios que reconocen las innovaciones en el sector turístico, han dado lugar a productos competitivos  y atractivos que apuestan por la tecnología, como la iniciativa de mapas interactivos, y el marketing experiencial , como los circuitos en bicicleta por las galerías subterráneas de la montaña Peca y, sobre todo, productos como  “Saboree el patrimonio” ofreciéndole al visitante la participación en actividades de arraigo en la región (tejer, trenzar pulseras, elaborar platos típicos regionales..etc). Esta propuesta me trae a la memoria las palabras  de un genio:

“Nunca he pensado en crear por la reputación y el honor. Lo que tengo en el corazón tiene que salir, y esa es la razón por la que compongo”. -Ludwig Van Beethoven-.

A nivel de destino turístico, innovar no tiene que suponer  enterrar y construir algo nuevo , si no mejorar y mostrar el alma del destino ; enseñar lo que guarda su corazón y envolver al visitante en un sentimiento de pertenencia, de unión al destino. Creo que en este sentido faltan propuestas en Andalucía (o yo las desconozco) ¿No sería interesante que los portales de información turística de Andalucía incluyeran las actividades relacionadas con el patrimonio que se pudieran ofertar en determinadas localidades como, por ejemplo, los considerados “oficios artesanos”? ¿Le gustaría a un turista chino formar parte de una cuadrilla de costaleros de Triana, practicar el  enrejado de  mantoncillos en Cantillana o ahuyentar a los malos espíritus en “Las Lumbres de San Antón”?

Andalucía no necesita disfraces, sólo enseñar su corazón.

 

PD. Gracias , Lucía, por darnos a conocer estas iniciativas.

Anécdota: Buscando los enlaces para este post, he encontrado la siguiente noticia: Un Hombre duerme en un ataúd desde hace 25 años….¡Hay gente “pa tó”!!

Anuncios

2 pensamientos en “Aireando el corazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s