Como el ave fénix

Mucho se ha hablado en la última década acerca de la desaparición del oficio del Agente de viajes. Internet parecía estar en el origen de este mal, que, como si un virus fuera, iba infectando a todo cliente potencial y convirtiéndolo en su propio agente de viajes y de sus amigos. ¿Qué habrá hecho internet para recibir semejante trato por parte de la especie que lo creó? La respuesta a esta pregunta no cabe en este blog, pero sí que cabe anunciar que el agente de viajes no va a desaparecer, sino que parece que está resurgiendo con fuerza de lo que muchos vaticinaron que eran sus cenizas, porque lejos de resignarse han decidido adaptarse a los tiempos.

Según parece los turistas, o muchos de ellos, prefieren contratar los viajes a través de agencias de viajes porque así, aseguran las estadísticas, se sienten más seguros. ¿Pero solo es eso? ¿O hay más razones? Veamos, aunque sea por encima, dos factores que han podido influir en este resurgimiento y que nos puede indicar el camino a seguir:

Factor tecnológico. España es un país donde la conexión a internet móvil está especialmente presente. Esto significa que estamos expuestos a una cantidad de información que nos cuesta digerir y distinguir la buena de la mala. Por eso, mucha gente decide recurrir a los profesionales, para que les aconsejen el mejor destino y el mejor conjunto de servicios. El intermediario se ha convertido en un consejero (con ciertas capacidades mágicas) capaz de ofrecer la mejor experiencia a su cliente.

La manera clásica de sobrevivir es la adaptación al medio. El acceso a internet a través del móvil, se ha convertido, o debería convertirse, en un gran aliado, ya que permite que agente y cliente establezcan un diálogo más allá del rato que pasa en la agencia y que éste sea más cercano, más inmediato. Pero no solo eso, permite abaratar costes, porque ya no hace falta llevar impresos los bonos o los billetes de transporte. El agente no debe olvidar que ahora el mundo está al alcance de un móvil con buena conexión a internet.

Factor especialización. A la par, el cliente busca un agente de confianza para los viajes “normales”, pero cuando necesita un viaje “especial”, fuera de lo que normalmente hace, busca a un especialista en el ramo. Una manera de sobrevivir es la de destacar en algún aspecto que los demás no, pero en un mundo “analógico” la alta especialización era un camino muy peligroso, siempre esperando que los folletos a las miles de agencias minoristas que poblaban nuestros pueblos y ciudades. Sin embargo, ahora, en este mundo “digital” la distribución de nuestra oferta especializada ya no es un problema; ahora el reto es tener un buen posicionamiento SEO para que cualquier cliente potencial pueda tener a su alcance tus productos.

Por tanto, no le tengamos miedo ni a internet ni a las nuevas tecnologías, porque lejos de ser nuestros enemigos, pueden llegar a ser nuestros mejores aliados para llevar a nuestros clientes a su mejor experiencia posible.

¡Feliz viaje!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s