El IEDA en Polonia (3ª parte)

Como os contamos en entradas anteriores, el IEDA participa en una Asociación Grundtvig con cuatro países (Islandia, Italia, Turquía y Polonia) y gracias a ello hemos viajado a Islandia y a Sicilia a visitar a nuestros partners. Hace unas semanas volvimos de nuestro último viaje, Polonia, donde participaron seis alumnos y cinco de ellos fueron de Turismo. Os vamos a ir publicando sus experiencias en posts en nuestro blog a lo largo del mes de junio.

Os dejamos la tercera, de la mano de María Valls, alumna de Guía, Información y Asistencia Turísticas de IEDATurismo.

Ahí va su experiencia.


 

Hola a todos,

Volví hace once días de Polonia y ni uno solo me he dejado de escribir con mi grupo “Spanish Poland” por el whatsapp. Realmente es difícil explicar qué ha significado esta semana para mí, aparte de inolvidable, porque ha sido tan intensa y han pasado tantas cosas que al volver no comprendes bien cómo echas tanto de menos a gente a la que no conocías.

Cuando me llamó Soraya daba botes de alegría en el autobús. Era todo nervios; cuando iba para el aeropuerto a “ponerle cara” a la gente iba pensando qué haría si no salía bien aquello. Pero todo salió “mejor que bien”, los profesores han solucionado todos los problemas; si es que tuvimos alguno, y sólo recuerdo risas y más risas.

Varsovia me encantó, entre su historia que me fascinaba, y la compañía, que sólo me hacía reír, no se podía pedir más. En Bialystok, como ya han dicho mis compañeras, tuvimos una agenda muy apretada, corriendo de un sitio para otro y acabando agotados, pero conociendo sitios ideales, como el Parque Nacional y la reserva de bisontes, y aspectos diferentes de la cultura polaca. Igualmente hablabas con personas de otras culturas, lo cual fue muy emocionante. La comida fue también exquisita, a mi me encantó, y volví enamorada de sus sopas, como la Züreck. De vuelta estuvimos de nuevo un par de días en Varsovia, geniales también. Incluso coger trenes, autobuses… Cualquier cosa era muy divertida por los lotes de reír que nos dábamos.

Animo a cualquiera que tenga la oportunidad de participar en un proyecto Grudtvig a que no lo dude, yo no creo que pase una semana igual. Qué decir de mis compañeros de viaje, juntos a todas partes; los cuatro profesores geniales, Luis, Lourdes, Soraya y Víctor, con los que hablé de mil temas y que estuvieron ahí para todo lo que hizo falta, y Sonia, Alejandro, Carolina, Patricia y Samuel, lo que disfruté y me reí con vosotros.

Me gustaría felicitar a la organización del IEDA y a Esther por lo bien que han montado el viaje, con el trabajo que esto conlleva; y a los cuatro profesores que han estado todo el tiempo ahí, a nuestro lado, a mí me han dado muchos consejos que aprecio enormemente. Muchas gracias por haberme seleccionado para este viaje tan especial. No sé si habré sido una buena embajadora ya que me quedé afónica un par de días pero sí espero no haberos decepcionado.

Gracias por haberme dejado compartir esta semana con vosotros que os aseguro que no olvidaré.

¡¡Un beso a todos!!

IEDA, Polonia, Grundtvig

En el barrio de Praga, con la orquesta

Anuncios

3 pensamientos en “El IEDA en Polonia (3ª parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s