Tristes noticias para despedir el curso

Despedimos el curso actual con una de las más tristes noticias que os podamos dar: desaparece el ciclo de Gestión de Alojamientos Turísticos en el IEDA.

Como podéis ver en el portal de la Formación Profesional en Andalucía no se ofertará el ciclo de Gestión de Alojamientos Turísticos para nuevos alumnos, pudiendo matricularse en sus módulos solo el alumnado que ya lo esté cursando.

De esta manera desaparece la oferta a distancia en nuestra Comunidad Autónoma de un ciclo tan demandado como es el de Gestión de Alojamientos Turísticos y con tanta inserción laboral.

Es cierto que para el próximo curso escolar se ofrecerá en Semipresencial en Almería y Baeza (Jaén), pero el alumnado que no pueda asistir a clase semanalmente y que no pueda desplazarse hasta estas provincias, se verá impedido. Y lo que es más grave, este ciclo no se ofrece en presencial en todas las provincias. Algunas como  Huelva quedan con oferta cero lo que significa que es imposible cursar el ciclo en la provincia mientras que en el resto de las provincias andaluzas la oferta es insuficiente ante la demanda y necesidades del sector.

Desde el Departamento de Hostelería y Turismo del IEDA queremos manifestar nuestra aprobación por la nueva oferta del ciclo en modalidad Semipresencial, pues supone una mayor oferta formativa para nuestra comunidad, pero igualmente, queremos manifestar nuestra decepción por la eliminación de la oferta en la modalidad a Distancia, lo que consideramos un paso hacia atrás para Andalucía, para la comunidad educativa y para el sector turístico, sector clave en la economía andaluza (actualmente representa el 13% del PIB) y en lo que ello supone para la recuperación de nuestra comunidad autónoma.

Y ya, para rematar la jugada, otra de las consecuencias de esta decisión es que el Departamento de Hostelería y Turismo del IEDA pierde a un profesor para el curso próximo, al que despedimos el próximo lunes 30 en el claustro final. Y para cursos posteriores parece ser que se perderán más profesores. De lo anterior se deriva que los profesores que vayamos quedando atenderemos más y más aulas, perjudicando a nuestra labor docente, a la atención al alumnado tanto de este ciclo como de los otros dos que ofertamos (Guía, información y asistencia turísticas y Agencias de viajes y gestión de eventos). En el curso actual atendemos 31 aulas con 8 profesores y el curso próximo atenderemos 31 aulas 7 profesores, es decir, unas 4 o 5 aulas por profesor. Y en cursos posteriores, atenderemos 31 aulas menos de 7 profesores.

Ya que todo esto no nos dejará tiempo suficiente, con este mensaje, queremos despedirnos de nuestros alumnos, lectores y seguidores, porque esta será la última entrada de nuestro blog, nuestro último mensaje sobre turismo en Facebook y en Twitter. Por este motivo os pedimos que le deis la máxima difusión posible a esta entrada.

Ha sido un placer trabajar para vosotros. Pero dadas las circunstancias, no podemos y nos negamos a continuar. La situación es lamentable, así no se levanta un país ni una Comunidad.

El IEDA en Polonia (3ª parte)

Como os contamos en entradas anteriores, el IEDA participa en una Asociación Grundtvig con cuatro países (Islandia, Italia, Turquía y Polonia) y gracias a ello hemos viajado a Islandia y a Sicilia a visitar a nuestros partners. Hace unas semanas volvimos de nuestro último viaje, Polonia, donde participaron seis alumnos y cinco de ellos fueron de Turismo. Os vamos a ir publicando sus experiencias en posts en nuestro blog a lo largo del mes de junio.

Os dejamos la tercera, de la mano de María Valls, alumna de Guía, Información y Asistencia Turísticas de IEDATurismo.

Ahí va su experiencia.


 

Hola a todos,

Volví hace once días de Polonia y ni uno solo me he dejado de escribir con mi grupo “Spanish Poland” por el whatsapp. Realmente es difícil explicar qué ha significado esta semana para mí, aparte de inolvidable, porque ha sido tan intensa y han pasado tantas cosas que al volver no comprendes bien cómo echas tanto de menos a gente a la que no conocías.

Cuando me llamó Soraya daba botes de alegría en el autobús. Era todo nervios; cuando iba para el aeropuerto a “ponerle cara” a la gente iba pensando qué haría si no salía bien aquello. Pero todo salió “mejor que bien”, los profesores han solucionado todos los problemas; si es que tuvimos alguno, y sólo recuerdo risas y más risas.

Varsovia me encantó, entre su historia que me fascinaba, y la compañía, que sólo me hacía reír, no se podía pedir más. En Bialystok, como ya han dicho mis compañeras, tuvimos una agenda muy apretada, corriendo de un sitio para otro y acabando agotados, pero conociendo sitios ideales, como el Parque Nacional y la reserva de bisontes, y aspectos diferentes de la cultura polaca. Igualmente hablabas con personas de otras culturas, lo cual fue muy emocionante. La comida fue también exquisita, a mi me encantó, y volví enamorada de sus sopas, como la Züreck. De vuelta estuvimos de nuevo un par de días en Varsovia, geniales también. Incluso coger trenes, autobuses… Cualquier cosa era muy divertida por los lotes de reír que nos dábamos.

Animo a cualquiera que tenga la oportunidad de participar en un proyecto Grudtvig a que no lo dude, yo no creo que pase una semana igual. Qué decir de mis compañeros de viaje, juntos a todas partes; los cuatro profesores geniales, Luis, Lourdes, Soraya y Víctor, con los que hablé de mil temas y que estuvieron ahí para todo lo que hizo falta, y Sonia, Alejandro, Carolina, Patricia y Samuel, lo que disfruté y me reí con vosotros.

Me gustaría felicitar a la organización del IEDA y a Esther por lo bien que han montado el viaje, con el trabajo que esto conlleva; y a los cuatro profesores que han estado todo el tiempo ahí, a nuestro lado, a mí me han dado muchos consejos que aprecio enormemente. Muchas gracias por haberme seleccionado para este viaje tan especial. No sé si habré sido una buena embajadora ya que me quedé afónica un par de días pero sí espero no haberos decepcionado.

Gracias por haberme dejado compartir esta semana con vosotros que os aseguro que no olvidaré.

¡¡Un beso a todos!!

IEDA, Polonia, Grundtvig

En el barrio de Praga, con la orquesta

El IEDA en Polonia (2ª parte)

Como os contamos en entradas anteriores, el IEDA participa en una Asociación Grundtvig con cuatro países (Islandia, Italia, Turquía y Polonia) y gracias a ello hemos viajado a Islandia y a Sicilia a visitar a nuestros partners. Hace un par de semanas volvimos de nuestro último viaje, Polonia, donde participaron seis alumnos y cinco de ellos fueron de Turismo. Os vamos a ir publicando sus experiencias en posts en nuestro blog a lo largo del mes de junio.

Os dejamos la segunda, de la mano de Sonia Porras, alumna de Guía, Información y Asistencia Turísticas de IEDATurismo.

Ahí va su experiencia.


Hola chic@s,
Coincido con los comentarios de mis compañeros Samuel, María y Patricia. También como ellos llevo muy poquitas horas en mi casa y ya echo algo en falta… Me faltan palabras para describir las intensas emociones vividas y los sentimientos que han aflorado, desde el momento de la preselección, la selección, los preparativos, el viaje, Varsovia, Bialystok, la vuelta, todo en general. No puedo ni describiros la emoción que sentí cuando Soraya me llamó diciéndome que estaba preseleccionada, pensé para mí ¿yo, por qué me habrán elegido, bueno seguro que al final ahí se queda la cosa? Pero, no se quedó ahí, fui finalmente seleccionada. De nuevo, otra gran emoción, aunque no lo pareciera, con mil dudas que me surgieron, algo de miedo incluso, pensando en qué ¿y si no me integro? ¿Y si no lo consigo y me quedo aislada? Ni por asomo, eso nunca llegó a ocurrir.
No lo dudéis ni un instante si tenéis la oportunidad de participar en un proyecto Grundtvig, ya que seguramente será una de las mejores experiencias de vuestra vida, tal y como ha sido para mí, única, inigualable, inolvidable, si se me saltan hasta las lágrimas!!! Vais a conocer a unas personas estupendas tal como me ha pasado a mí con mis compañeros Samuel, Alejandro, Patricia, María y Carolina y con los profesores Luis, Víctor, Soraya y Lourdes. Lo digo de corazón y algunos de vosotros me conocéis un poquito y sabéis que soy absolutamente sincera y no miento nunca. Por otro lado, tendréis la oportunidad de conocer personas de otras culturas como la islandesa, turca, polaca e italiana y entablar conversación e incluso amistad con algunos de ellos, consiguiendo una completa integración cultural, en eso consiste no? Me ha encantado conocer Polonia junto con todos vosotros a pesar de la agenda tan apretada que hemos tenido. No cambiaría nada y lo repetiría sin dudarlo, incluso con una agenda más apretada todavía si hiciera falta!!!
La organización ha sido impecable y el esfuerzo por parte del personal implicado no podía haber sido mejor, olée, gracias de nuevo a todos, Esther, me habría gustado conocerte, me consta que tu implicación y dedicación ha sido máxima. A la vista están los resultados obtenidos gracias a los grandes profesionales que ha habido detrás de este proyecto, todo lo que diga es poco; no ha habido ningún inconveniente, ningún traspiés, he observado unidad de grupo, compañerismo, etc. En fin, unos representantes estupendos de España y del IEDA por tierras polacas. En todo momento habéis estado ahí para ayudarnos, hablar con nosotros cuando era necesario, hacernos saber que podíamos contar con vosotros para cualquier cosa y en cualquier momento. Enhorabuena por vuestra dedicación y vuestro esfuerzo y gracias por haberme elegido. Espero haber estado a la altura y no haberos decepcionado en ningún momento.
Esta experiencia ha sido de gran importancia para mí, me ha ayudado a superar algunas dificultades y darme cuenta de muchas cosas como por ejemplo de que no quiero parar de reír; gracias una vez más a todos por haberme aguantado y haber compartido tantos momentos especiales conmigo.
En Córdoba tenéis vuestra casa y una amiga para siempre!!!
Un beso gordo a tod@s.
IEDA, Polonia, Grundtvig

Un domingo en el parque Lazienki con Chopin

El IEDA en Polonia

Como os contamos en entradas anteriores, el IEDA participa en una Asociación Grundtvig con cuatro países (Islandia, Italia, Turquía y Polonia) y gracias a ello hemos viajado a Islandia y a Sicilia a visitar a nuestros partners. El domingo pasado volvimos de nuestro último viaje, Polonia, donde participaron seis alumnos y cinco de ellos fueron de Turismo. Os vamos a ir publicando sus experiencias en posts en nuestro blog a lo largo del mes de junio.

Os dejamos la primera, de la mano de Patricia Murcia Salas, nuestra primera alumna titulada de IEDATurismo, ¿os acordáis que os lo contamos en esta entrada?

Ahí va su experiencia.


Hola a tod@s, hace aproximadamente 36 horas que llegué a mi casa y me encantaría contaros un poco cómo ha sido este viaje para mí, antes de que empiece a formar parte de mis recuerdos.

Cuando me seleccionaron para ir no me lo podía creer… recibí una llamada de Soraya en la cual me comunicaba la noticia y, sinceramente, fue muy emocionante.

Poco antes de partir, el destino quiso ponerme a prueba (me seleccionaron para una mesa electoral), pero gracias a la rápida gestión de nuestros profesores todo fue solucionado y volví a estar a bordo.

Los primeros y últimos días conocimos la ciudad de Varsovia y entre semana visitamos diferentes lugares en Bialystok (el Parque Nacional más lindo que yo he visto en mi vida estaba allí). Creemos que Ewa la organizadora polaca, se quedó sin presupuesto y estaba a ver si alguno la palmábamos con el supermegaprograma que nos había preparado, para ahorrase alguna comida, pero no… ahí estuvimos los españoles aguantando todo lo que hizo falta.

Me gustaría dar la gracias a Soraya del Pino, Víctor Rivero, Lourdes Olmos y Luis de la Flor, porque en todo momento nos hemos sentido arropados, por muy lejos que estuviéramos de casa. Sois fabulos@s profesionales y mejores personas.

Me ha impresionado mucho, la labor que ha realizado el IEDA para lograr que todo saliera correctamente, después de conocer el trabajazo que todo esto conlleva. Al igual que Samuel, quiero dar las gracias a Esther Martín coordinadora del Proyecto por hacer posible que viviéramos esta fantástica experiencia.

He mejorado mi inglés, me he relacionado con gente de otros países, conocido sus culturas y he vivido experiencias que jamás olvidaré… De verdad sólo puedo decir gracias, gracias y gracias. Hemos sido los 10 mejores embajadores que España ha podido tener en Polonia… Hemos trabajado duro para que el resto de países se empaparan de nuestra cultura y creo que lo hemos conseguido con creces.

¿Es posible echar de menos a personas que hace una semana no conocías? Pues sí, y cuesta mucho trabajo volver a la rutina sin ell@s… Nunca os olvidaré.

Soraya, Víctor, Lourdes, Luis, Carolina, María, Samuel, Sonia y Alejandro… Que he vivido una semana fantástica con tod@s vosotr@s, que sois geniales y que esto no hubiera sido lo mismo sin vosotr@s. ¡¡Os quiero!!

Gente, gracias por ayudarme a ser mejor persona. En La Alpujarra tenéis mi casa y una amiga para toda la vida.

¡¡Un uwaga desde La Alpujarra!!

IEDA, Polonia, Grundtvig

IEDA en Polonia

El IEDA en Catania

¿Os acordáis de que el IEDA participaba en un Programa Europeo Grundtvig con cinco países más? Os lo contamos en la entrada El IEDA en Islandia del 6 de junio del año pasado. Pues después de Islandia llegó el viaje a Catania (Italia) y en el Departamento de Turismo del IEDA nos sentimos muy orgullosos de que dos de nuestros alumnos del ciclo de GIAT fuesen seleccionados. Por eso y, porque sigue la buena racha y para el próximo y último encuentro del Proyecto que será en mayo en Polonia, han sido seleccionados otros cinco alumnos de Turismo, la entrada de hoy va dedicada a todos los profesores y alumnos que forman parte de este proyecto Social Network and European Diversity y especialmente, a los que participaron en el viaje a Catania. Os dejamos los dos relatos de nuestros alumnos, Javier Reina e Inmaculada Caparrós. ¡Gracias chicos!

Inma y Javi

Inma y Javi

¿Catania? ¿Dónde está Catania? (by Javi Reina)

Muchos de vosotros os preguntareis, donde está esta ciudad, al menos yo me lo preguntaba antes de tener la suerte de conocerla.

Hace dos años, viendo los foros del IEDA, encontré un hilo que se llamaba “Proyecto Grundtvig” y dije ¿Qué será esto? Cuando lo leí me pareció un proyecto interesante, pero… hace falta hablar inglés ¡ya la hemos liado! Mi miedo por el inglés hizo que me olvidara del proyecto por una temporada, hasta que decidí apuntarme y recibir el mensaje instantáneo de una de las profesoras que desde el primer día me animó. Después de ese mensaje llegó la llamada de selección, una entrevista en inglés… ¡Javi teniendo una entrevista en inglés… eso no estaba inventado! Allí conocí a Rocío Heredia junto a Belén Lara y después de decir por qué quería participar en el proyecto llegó la pregunta “What do you do in your job every day?”. Y sí, la contesté y creo que bien.

Poco después llegó el momento en el que recibí otra llamada diciéndome que estaba seleccionado para viajar a Catania, pero seguía sin saber dónde estaba Catania…

La salida fue desde Sevilla, allí todos nos pusimos cara, volví a encontrarme con Patricia Balbuena y le puse cara a la profesora con la que tanto había hablado por teléfono, Rocío Heredia, por último conocí también al que más italiano y más de Italia me enseñó, Antonio Vázquez. Llegamos nuestro primer destino, Palermo, qué ciudad tan bella pero tan caótica. Durante nuestro día en esta hermosa ciudad conocimos el Ayuntamiento de Palermo, guiados por el amo de llaves del propio ayuntamiento, gracias a que una de las compañeras le pidió que nos lo enseñase. Visitamos también el Teatro Massimo, La Piazza Quattri Canti, la iglesia de San Giuseppe y por supuesto la Catedral de Palermo.

Al día siguiente pusimos rumbo a Catania, ciudad ubicada a los pies del Volcán Etna ¿Sigues sin saber dónde estamos? En esta hermosa cuidad tuvo lugar el encuentro con el resto de países, Italia, Islandia, Polonia y Turquía. Juntos recorrimos la mayor parte de la ciudad y de la Isla. Conocimos la que para mí fue la cuidad más bonita, Taormina, con su teatro romano en la ladera de la montaña, conocimos Isola Bella donde visitamos las cuevas que había en los acantilados con una barca, y donde Antonio y yo nos bañamos en el mar.

Seguimos con las visitas a Siracusa, el volcán Etna, etc. Todos ellos lugares maravillosos, llenos de historia romana.

Tengo que confesar que, como enamorado de los recursos naturales, lo que más me gustó fue la subida al volcán Etna y la impresionante situación geográfica de Taormina.

Tengo además que destacar la maravillosa gastronomía de esta isla, todavía pienso en los “Arancini” y los “Canolis” y se me hace la boca agua…

¿Qué destaco de este viaje? La gente tan maravillosa que allí conocí, empezando por mi compi de GIAT, Inma Caparrós, los profesores, Antonio, Rocío y Patricia, y el resto de maravillosos compañeros que siempre llevaré en mi corazón, Mercedes, Estefania, Isabel y David.

Actualmente sigo en contacto con muchos de los compañeros del resto de países, comunicándome en inglés y mejorando día a día.

Por cierto, ¿sabes ya donde está Catania? En Sicilia, muy bien.

La increíble experiencia del proyecto Grundtvig (by Inma Caparrós)

Estaba tan concentrada en mi curso que ni se me pasó por la cabeza presentarme a  este proyecto pero cuando hice los exámenes presenciales de junio del año pasado, mi profesora de Destinos Turísticos, Lourdes Olmos, se me acercó y me contó la fantástica experiencia que habían vivido los profesores y alumnos que hicieron el viaje a Islandia, así que me convenció para que presentara la candidatura a este proyecto. Eso hice y se lo tengo que agradecer en el alma.

La primera experiencia en el proyecto fue cuando me hicieron la entrevista en inglés al principio de la charla, me quedé en blanco; balbuceé, luego chapurreé y al final hilvané las frases en el idioma de los hijos de la Gran Bretaña. Hasta  terminé auto complacida pensando ¡¡Oye, pues tan mal no ha estado!! El primer paso ya está dado, me confirmaron que había pasado la prueba para el viaje y me dieron instrucciones.

Cuando llegué al aeropuerto de Sevilla, desde donde salía nuestro vuelo, me encontré con gente que no conocía, con la que enseguida simpatizas, empatizas y te familiarizas. De profesores: Patricia, Antonio (Tito), Rocío; de alumnos: Javi, Estefanía, Isabel, David y Mercedes. Enseguida surgió una mágica  relación y, a la vez, un hilo conductor entre las distintas generaciones que había unido este proyecto. Yo, la mayor de todos y la alumna ¡¡Qué paradoja!! Y ¡qué divertido!

Llegamos a Palermo, antigua y preciosa, y para acceder al hotel tuvimos que ir a pie desde donde nos dejaba el bus una calle aledaña con mucho tráfico rodado. La avenida principal, donde estaba el hotel, se encontraba cortada al tráfico y a rebosar de gente, un ambientazo fantástico,  un centro histórico precioso; después una cena con unas pizzas y aranchinos que te quitaban el “sentío”.  

Ya para entonces, y habían pasado solo dos días, todos éramos grupo-piña. Allí donde se decidía ir íbamos todos como si se tratara de una sola persona.

Una vez en Catania, nuestros anfitriones italianos nos agasajaron y nos mimaron como si de reyes se trataran. Nos llevaron a todos los sitios de interés, a la playa y a los mismos pies del amenazante e imprevisible Etna que no paraba de humear, maltratando nuestros corazones pensando que si le daba por erupcionar allí nos quedaríamos con los sicilianos.

En las jornadas de convivencia nos enseñaron  que no hay edad para seguir aprendiendo, los grupos que allí no reuníamos eran de los más heterogéneos, de distintas edades,  tocaban distintas disciplinas y tan dispares unas de otras. Una experiencia chapó.

Personalmente, me encantó Siracusa, y como curiosidad os contaré  que yace allí, ese matemático griego que salió desnudo a la calle gritando ¡¡¡Eureka!!! Porque había descubierto su famoso principio,  un tal Arquímedes.

Y el final como el principio ¡¡¡Qué buena amistad entre  profesores y alumnos!!!

Catania, OAPEE, Grundtvig, IEDA

¡Hasta siempre!

Va por vosotros

Una ventana al mundo. Alicia Fernández Maza. Categoría: fotografía.

“Una ventana al mundo”. Tercer premio en Fotografía
Alicia Fernández Maza. Alumna del ciclo de Agencias de Viajes y Gestión de Eventos.

El otro día se concedieron los premios del concurso anual de nuestro centro, el IEDA, llamado: “Estudiar a distancia” con una gran participación y muy buenos finalistas. No voy a entrar aquí  en hacer un reportaje de los premios, como si de un magazine cultural fuera esto, pero sí que me ha servido de empujoncito para reflexionar sobre el aprendizaje a distancia, en un entorno donde “no conocemos” a nuestros alumnos y la mayor parte de nuestra relacion es epistolar.

Uno de los retos en un centro como el #IEDA es diseñar actividades extraescolares y complementarias y conseguir que nuestros alumnos participen, porque las realidades y horarios de cada uno muchas veces lo impide. Sin embargo, ocurre que a veces, se hace un llamamiento y encontramos que tenemos mucho eco, que los alumnos quieren hacer más cosas que resolver las tareas, ir aprendiendo y aprobando sus asignaturas y módulos.  Por eso, quiero dar las gracias desde aquí, y conmigo todo el departamento de @IEDATurismo, a los alumnos de nuestros ciclos que han participado, que son más de unos cuantos y felicitar a los que han obtenido premio en alguna de las categorías, Como a Alicia Fernández Maza, que encabeza este artículo, o  Patricia Murcia Salas, quien ya ha protagonizado otro artículo de este blog y que se ha llevado el primer premio en Creación gráfica.

O nuestro recién llegado, Pablo Muñoz, que ha conseguido el segundo premio en la categoría de Reflexión en 140 caracteres:

El apoyo entre todos

“Entre todos”. Segundo premio en Reflexión en 140 caracteres.
Pablo Muñoz. Alumno del ciclo de Gestión de Alojamientos Turísticos.

Pero ahí no queda todo. Este año nos hemos encontrado con la posibilidad de que hicieran un curso sobre turismo accesible y, claro, lo ofertamos con miedo de que no respondieran pensando, como siempre, que son personas muy ocupadas y que posiblemente no tendrían tiempo. En menos de dos horas ya teníamos más de 40 solicitudes y a día de hoy tenemos casi 100. No damos crédito, pero sobre todo lo que estamos es tremendamente agradecidos por vuestras ganas de aprender y de profundizar, de ser unos buenos profesionales.

De verdad, con alumnos como vosotros, con este ímpetu, es fácil ser profesor a distancia y un auténtico placer.

Va por vosotros.

Los idiomas y el turismo

Echadle un vistazo a esto: ofertas de empleo.

Que no, que no nos hemos convertido en una ETT, aunque sean  las ofertas de trabajo que se pueden encontrar en la página de Hosteltur. Simplemente hemos querido traeros una muestra de cuáles son los principales requisitos que se piden a la hora de contratar profesionales turísticos de distintos perfiles.

¿Y cuál pensáis que es una de las características más requeridas? ¡Bingo! Los idiomas. Pues claro. Nadie duda de que son fundamentales. Los idiomas para cualquier profesional del sector turístico no son simples complementos para rellenar currículum, sino uno de los pìlares en los que se tiene que asentar su formación, como se puede observar en este estudio del Observatorio de los  Recursos Humanos en el Sector Turístico de Andalucía. ¿Habéis visto las necesidades formativas? ¿En cuántas de las áreas no se piden idiomas? Pocas, ¿verdad? Por cierto, en otra entrada más adelante profundizaremos en estas necesidades.

Pero luego viene la cruda realidad. Y es que no siempre son los idiomas que nos enseñan en clase los que más se piden, independientemente del inglés, que está claro que es el principal e indiscutible. Pues las nuevas tendencias de la demanda turística en nuestra comunidad nos hablan de mercados emisores que vienen hablando lenguas en las que no habíamos siquiera pensado hace unos años, como el chino. Está claro que no dominar idiomas puede restar oportunidades para incorporarse al mercado laboral.

Ahora bien, no todo son malas noticias. Si crees que tienes que mejorar tu nivel de idiomas, son muchas las opciones que tienes para ello. En el IEDA también puedes hacerlo, a través de la Escuela Oficial de Idiomas. Sí, que los plazos están ahora cerrados, pero los materiales están disponibles por si quieres ir preparándote para el próximo curso. No tenemos ruso, pero sí inglés, francés, alemán y…chino. ¿Te atreves?

turistaschinossevilla_622x400