Tristes noticias para despedir el curso

Despedimos el curso actual con una de las más tristes noticias que os podamos dar: desaparece el ciclo de Gestión de Alojamientos Turísticos en el IEDA.

Como podéis ver en el portal de la Formación Profesional en Andalucía no se ofertará el ciclo de Gestión de Alojamientos Turísticos para nuevos alumnos, pudiendo matricularse en sus módulos solo el alumnado que ya lo esté cursando.

De esta manera desaparece la oferta a distancia en nuestra Comunidad Autónoma de un ciclo tan demandado como es el de Gestión de Alojamientos Turísticos y con tanta inserción laboral.

Es cierto que para el próximo curso escolar se ofrecerá en Semipresencial en Almería y Baeza (Jaén), pero el alumnado que no pueda asistir a clase semanalmente y que no pueda desplazarse hasta estas provincias, se verá impedido. Y lo que es más grave, este ciclo no se ofrece en presencial en todas las provincias. Algunas como  Huelva quedan con oferta cero lo que significa que es imposible cursar el ciclo en la provincia mientras que en el resto de las provincias andaluzas la oferta es insuficiente ante la demanda y necesidades del sector.

Desde el Departamento de Hostelería y Turismo del IEDA queremos manifestar nuestra aprobación por la nueva oferta del ciclo en modalidad Semipresencial, pues supone una mayor oferta formativa para nuestra comunidad, pero igualmente, queremos manifestar nuestra decepción por la eliminación de la oferta en la modalidad a Distancia, lo que consideramos un paso hacia atrás para Andalucía, para la comunidad educativa y para el sector turístico, sector clave en la economía andaluza (actualmente representa el 13% del PIB) y en lo que ello supone para la recuperación de nuestra comunidad autónoma.

Y ya, para rematar la jugada, otra de las consecuencias de esta decisión es que el Departamento de Hostelería y Turismo del IEDA pierde a un profesor para el curso próximo, al que despedimos el próximo lunes 30 en el claustro final. Y para cursos posteriores parece ser que se perderán más profesores. De lo anterior se deriva que los profesores que vayamos quedando atenderemos más y más aulas, perjudicando a nuestra labor docente, a la atención al alumnado tanto de este ciclo como de los otros dos que ofertamos (Guía, información y asistencia turísticas y Agencias de viajes y gestión de eventos). En el curso actual atendemos 31 aulas con 8 profesores y el curso próximo atenderemos 31 aulas 7 profesores, es decir, unas 4 o 5 aulas por profesor. Y en cursos posteriores, atenderemos 31 aulas menos de 7 profesores.

Ya que todo esto no nos dejará tiempo suficiente, con este mensaje, queremos despedirnos de nuestros alumnos, lectores y seguidores, porque esta será la última entrada de nuestro blog, nuestro último mensaje sobre turismo en Facebook y en Twitter. Por este motivo os pedimos que le deis la máxima difusión posible a esta entrada.

Ha sido un placer trabajar para vosotros. Pero dadas las circunstancias, no podemos y nos negamos a continuar. La situación es lamentable, así no se levanta un país ni una Comunidad.

Anuncios

Empieza un nuevo curso

Ya estamos todos de vuelta. Aunque llevamos un mes trabajando, hoy es el Día D. A partir de hoy se abren las aulas y ya podremos vernos las caras. Bueno, eso es un decir, porque, como ya sabéis muchos de vosotros, nosotros enseñamos y aprendemos a distancia.

Desde el IEDA (Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía) os damos la bienvenida a este nuevo curso.  A nuestros alumnos desde la plataforma educativa. Y a todos a través de nuestras cuentas de Facebook (Ieda Turismo) y Twitter (@iedaturismo).

Otro año en el que seguimos apostando por el aprendizaje por tareas, que tantas satisfacciones nos reporta. Este enfoque es especialmente interesante cuando hablamos de la Formación Profesional, donde el objetivo es que el alumnado salga capacitado para la vida laboral. Y a nuestros alumnos les gusta, como podéis ver en este estupendo vídeo que nuestra alumna Yolanda Bulpe hizo el curso pasado.

En este sentido, el departamento de Hostelería y Turismo del IEDA está dispuesto a darlo todo, y ayudaros a conseguir vuestro propósito. Por eso diseñamos con cariño todas las tareas, procurando que sean atractivas, variadas y sobre todo, útiles.

Tareas que ponemos a disposición de la comunidad educativa, a través de la página de Mogea, donde alumnos y compañeros podéis descargarlas. Para nosotros es un honor que las veáis y nos hagáis llegar vuestras opiniones, pues estamos convencidos de que solo con la colaboración de todos los que estamos en esto de enseñar y aprender, podremos conseguir nuestro objetivo. Son muchas las tareas que podríamos poner aquí de muestra, pero, ¿qué os parece esta de María Valls para Destinos Turísticos? Se llamaba “La vuelta al mundo en 80 ideas”.

Así que bienvenidos todos y vamos a empezar esta fantástica aventura. Y, como siempre decimos, todos los días aprendemos algo nuevo: esa es nuestra filosofía de trabajo.

Ya ha llegado el final de curso…

… y aunque parecía que no llegaba nunca, ya ha finalizado prácticamente este curso 12-13. Ya conocéis las notas, ya sabéis lo que habéis aprobado y probablemente estaréis decidiendo qué módulos solicitar para el siguiente curso.

Ha sido un curso de cambios. Hemos pasado a funcionar bajo un sistema de aprendizaje por tareas que, aunque a muchos os ha descolocado un poco, a la mayoría os ha gustado y así nos lo habéis hecho saber a través de vuestros mensajes.

L@s profes hemos querido que, ya que os ibais a enfrentar a un montón de tareas diferentes, aprendierais gracias a ellas, no sólo sobre turismo, también sobre nuevas tecnologías, tan importantes en este sector. Creemos haberlo conseguido y estamos convencid@s de haber iniciado un camino que resultará muy útil en vuestro futuro profesional.

Ha sido un auténtico placer trabajar con vosotr@s. Gracias a eso, hemos aprendido mucho más de lo que os imagináis. GRACIAS con mayúsculas, por trabajar, estudiar y aprender con nosotr@s, por sorprendernos con vuestras tareas y por supuesto, por conseguir que nos sigamos levantando con ilusión cada mañana para realizar nuestro trabajo.

Desde el departamento de Hostelería y Turismo del #IEDA, sólo nos falta desearos un muy feliz verano, un merecidísimo descanso, muchos viajes y por supuesto, que volváis con muchas ganas para el siguiente curso y ¡nos lo contéis todo!

¡Queremos seguir aprendiendo!

Saloufest

Al hilo de la pasada entrada del blog “Nuevas rutas ¿turísticas? “  me vino a la cabeza la controversia que ha surgido con la fiesta denominada Saloufest, festival donde acuden unos 9000 universitarios británicos durante unas semanas, a un precio de unos 200 euros la semana, para llevar a cabo diferentes competiciones deportivas y no tan deportivas.

Esta oferta turística no tiene nada que ver con la promoción oficial de turismo en Salou, donde se vende: turismo familiar, de negocios, tranquilidad, gastronómico…otra filosofía de la vida.

La población de Salou y los expertos en turismo están divididos en la opinión de este gran evento. Unos a favor y otros en contra no se ponen de acuerdo en la gran llamada turística de Salou  del mes de abril.

Con respecto a los que opinan que esto no es turismo, que daña la imagen turística de Salou y que se deben tomar medidas para que no ocurra, os invito a que leáis el siguiente artículo sobre el código ético del turismo relacionando con esta macrofiesta, donde se ejemplifica como no se respetan los mínimos de la ética turística. Interesantísimo.

Sin embargo, encontramos también la visión opuesta. En el siguiente vídeo podéis ver el efecto multiplicador que ofrece a la ciudad este “festival deportivo”: descenso del desempleo, aumento de las ventas, ocupación hotelera en temporada baja…, lo que supone una inyección económica bastante importante para paliar un poco la crisis que estamos viviendo.

Nos encontramos ante la misma reflexión  que la entrada anterior :

“ En fin, ¿qué pensáis? ¿merece la pena atraer el turismo de esta forma?, ¿todo vale?”.

Nuevas rutas ¿turísticas?

En estos tiempos de crisis, cualquier localidad está deseosa de atraer turistas que generen gastos y creen puestos de trabajo directos o indirectos. Pero, realmente el  turismo, ¿siempre es beneficioso? Hace tiempo una alumna planteó el posible perjuicio que puede provocar una determinada imagen que se trasmite en algunos lugares, hablamos ahora, por ejemplo, de la “Ruta del despilfarro”  y esto ¿qué es? Diréis vosotros, pues se trata de “un particular recorrido que pretende dar una visión de conjunto de lo que se ha hecho en la ciudad de Valencia en la última década: grandes eventos e inversiones millonarias, despilfarrando los fondos públicos y dando como resultado un nivel de endeudamiento de los más altos de España que hipoteca nuestro futuro y el de varias generaciones”.

La iniciativa ha partido del colectivo periodístico Xarxa Urbana. Por lo visto ya  llevan varias ediciones. La última, el sábado 16 de Marzo como alternativa para los visitantes extranjeros y nacionales que visitaron la ciudad con motivo de las Fallas. La llevaron a cabo tras las múltiples peticiones de ciudadanos de otros países de conocer esta singular iniciativa.

Si tenéis curiosidad, el itinerario recorre algunos puntos como:

  1. Ampliación de Les Corts Valencianes.
  2. De Les Corts a los barracones escolares pasando por CIESGA.
  3. Para la Visita del Papa ¡lo que haga falta!
  4. L’America’s Cup y la imagen del lujo y el ocio elitista.
  5. El Cabanyal, la ciudadanía resiste y hace propuestas para un barrio habitable

En fin, ¿qué pensáis? ¿merece la pena atraer turismo de esta forma? ¿todo vale?

Reclutamiento a través de los MOOC

Muchos de vosotros ya habréis oído hablar de los MOOC o cursos on-line gratuitos, que ofrecen algunas universidades e instituciones. Los hay de todo tipo y son realmente interesantes precisamente, por el prestigio que tienen quienes los imparten.

Hace tiempo ya os hablamos de ellos y podéis leer aquellas entradas aquí.

A raíz de la existencia de los MOOC, hemos conocido algunas webs como Coursera  (cuyo lema es Take the World’s Best Courses, Online, For Free) que ofrece cursos de todas las temáticas imaginables. Sin ir más lejos, las profesoras de turismo del IEDA estamos inscritas en varios de ellos.

Pues bien, hace un par de meses saltó una noticia que merece la pena pararse a reflexionar: Los proveedores de MOOC ahora cobran a las empresas que buscan empleados por el acceso a la información de los estudiantes.

Funciona de la siguiente manera: en primer lugar, por supuesto, los estudiantes que deseen participar, dan su consentimiento. Después, se le facilita a la empresa un listado de estudiantes que cumple sus requisitos, normalmente los que mejores resultados obtienen en el curso y que viven en una determinada área geográfica.  Si la empresa está interesada en alguno de estos estudiantes, Coursera le envía un email preguntándole al alumno si estaría interesado en conocer a la empresa. La empresa paga una tarifa a Coursera por cada contacto establecido y la institución que ofrece el curso consigue un porcentaje, normalmente entre el 6 y 15%.

La explicación que dan es que “hay un gran número de personas que están enormemente preparadas pero no tienen un título de graduado por una Universidad.” De esta manera, las empresas tienen un mercado donde buscar sin restringirse a los curriculums recibidos.

Interesante método de reclutamiento ¿no?

En fin ¿qué os parece? Podéis dejarnos vuestra opinión en los comentarios.

Aireando el corazón

Muchos son los países que apoyan sus futuras estrategias turísticas en pilares alejados de las guerras de precios, que no sólo deterioran el sector,  si no que son insostenibles en el tiempo, empobreciendo la economía local y la imagen del destino. Está claro que debemos basar nuestro  posicionamiento tomando de referente la diferenciación. Sin embargo, creo que en algunos momentos deberíamos pararnos a analizar el concepto y su evolución. Ya sabemos que el marketing experiencial se apoya en proporcionar al cliente experiencias que las identifique como únicas, buscando la diferenciación. Desde luego, una experiencia  única es dormir en un ataúd o en un bloque de hormigón para alcantarillado… con el trabajito que nos está costando mantener el estado de bienestar por el que tanto lucharon nuestros antepasados  ¡No seré yo quien rompa el cerdito para disfrutar de estos servicios!

En el lado opuesto encontramos iniciativas de países como Eslovenia , donde los Sejalec, premios que reconocen las innovaciones en el sector turístico, han dado lugar a productos competitivos  y atractivos que apuestan por la tecnología, como la iniciativa de mapas interactivos, y el marketing experiencial , como los circuitos en bicicleta por las galerías subterráneas de la montaña Peca y, sobre todo, productos como  “Saboree el patrimonio” ofreciéndole al visitante la participación en actividades de arraigo en la región (tejer, trenzar pulseras, elaborar platos típicos regionales..etc). Esta propuesta me trae a la memoria las palabras  de un genio:

“Nunca he pensado en crear por la reputación y el honor. Lo que tengo en el corazón tiene que salir, y esa es la razón por la que compongo”. -Ludwig Van Beethoven-.

A nivel de destino turístico, innovar no tiene que suponer  enterrar y construir algo nuevo , si no mejorar y mostrar el alma del destino ; enseñar lo que guarda su corazón y envolver al visitante en un sentimiento de pertenencia, de unión al destino. Creo que en este sentido faltan propuestas en Andalucía (o yo las desconozco) ¿No sería interesante que los portales de información turística de Andalucía incluyeran las actividades relacionadas con el patrimonio que se pudieran ofertar en determinadas localidades como, por ejemplo, los considerados “oficios artesanos”? ¿Le gustaría a un turista chino formar parte de una cuadrilla de costaleros de Triana, practicar el  enrejado de  mantoncillos en Cantillana o ahuyentar a los malos espíritus en “Las Lumbres de San Antón”?

Andalucía no necesita disfraces, sólo enseñar su corazón.

 

PD. Gracias , Lucía, por darnos a conocer estas iniciativas.

Anécdota: Buscando los enlaces para este post, he encontrado la siguiente noticia: Un Hombre duerme en un ataúd desde hace 25 años….¡Hay gente “pa tó”!!