Aprendiendo a vendernos: e-portfolios

Hace tiempo hablamos en este blog de cómo, continuar activo a pesar de estar parado, aunque parezca una contradicción. En dicho post hablábamos de diferentes formas de hacerlo y hoy, queremos hacer una reflexión sobre una de las mejores herramientas para realizar una búsqueda activa de empleo: los portfolios electrónicos o e-portfolios.

Puede que te suenen, ya que son utilizados por los artistas (fotógrafos, pintores, diseñadores, etc.) como un escaparate de sus capacidades y de su trabajo. Pero, ¿no es más sencillo que nos conozcan viendo nuestro trabajo que contándolo? ¿No somos todos un poco artistas? Pues visto así, podría ser, así que… sigue leyendo.

¿Qué es exactamente un e-portfolio? Pues según el Royal College of General Practitioners “Un portfolio es una colección de pruebas o evidencias que demuestran que el aprendizaje personal necesario para ejercer determinadas competencias ha sido completado.” Es decir, una recopilación de documentos (en papel, audio, vídeo, etc.) producto del proceso formativo, con los que el alumno demuestra su desarrollo.

Esta recopilación puede acompañarnos a lo largo de nuestra vida, ya que, como bien sabéis, la formación no termina nunca y de ese modo, podemos irlo completando poco a poco con todas aquellas experiencias que vayamos adquiriendo como nuevos cursos que realicemos, viajes profesionales, participación en proyectos, etc.

De este modo, cuando uno busca un empleo o similar, puede acompañar su curriculum vitae de una excelente recopilación visual de todo lo que ha hecho y que le capacita para el puesto.

Imaginad, ¿no es mucho más atractivo y sencillo para quien tiene que reclutarnos poder ver qué somos capaces de hacer o qué nos interesa de manera visual? Normalmente se añaden enlaces que permiten al seleccionador investigar más en los aspectos que le interesen, sin tener que leer un curriculum de muchas páginas.

Ya tenemos claro qué es y además, parece muy útil. Bien, ahora es cuando hay que pararse a pensar qué quiero yo incluir en ese e-portfolio. Nuestras vidas incluyen muchos aspectos que pueden ser interesantes para quien puede reclutarnos. Por ejemplo, nuestra participación en un proyecto de una ONG durante un verano, muestra mucho de nuestra personalidad aunque no fuera un trabajo remunerado. O nuestros viajes a lo largo y ancho de este mundo, pueden mostrar nuestras ganas de aprender y mejorar nuestros idiomas.

También existe la posibilidad de enlazar nuestro vídeocurriculum, en el que nos presentemos y contemos, a modo de carta, por qué somos los adecuados para que nos elijan. Hay ejemplos de lo más variado por la red que nos pueden inspirar. Aquí puedes ver uno de una guía turística.

Y aquí uno de un publicista que sabe que, a la hora de buscar trabajo, diferenciarse de los demás, usando la creatividad, es la clave.

El siguiente paso es la herramienta a utilizar. Existen algunas específicas para crear e-portfolios que son muy útiles, pero una idea sencilla es crear un blog. En él podemos ir haciendo entradas o post donde vayamos explicando lo que nos interese y después podemos categorizar y etiquetar dichas entradas de forma que quien lo vea pueda consultarlo de forma sencilla.

Un blog además, permite incrustar los trabajos que queramos mostrar (¿qué me decís de esas estupendas tareas que os han costado tanto y que habéis hecho con Google Maps, vídeos en YouTube, infografías, Calameo, etc.?)

Es cuestión de echarle imaginación y algo de tiempo, poco a poco, iremos completando un estupendo e-portfolio que nos será muy útil en nuestra vida profesional. ¿Os animáis?

Empieza un nuevo curso

Ya estamos todos de vuelta. Aunque llevamos un mes trabajando, hoy es el Día D. A partir de hoy se abren las aulas y ya podremos vernos las caras. Bueno, eso es un decir, porque, como ya sabéis muchos de vosotros, nosotros enseñamos y aprendemos a distancia.

Desde el IEDA (Instituto de Enseñanzas a Distancia de Andalucía) os damos la bienvenida a este nuevo curso.  A nuestros alumnos desde la plataforma educativa. Y a todos a través de nuestras cuentas de Facebook (Ieda Turismo) y Twitter (@iedaturismo).

Otro año en el que seguimos apostando por el aprendizaje por tareas, que tantas satisfacciones nos reporta. Este enfoque es especialmente interesante cuando hablamos de la Formación Profesional, donde el objetivo es que el alumnado salga capacitado para la vida laboral. Y a nuestros alumnos les gusta, como podéis ver en este estupendo vídeo que nuestra alumna Yolanda Bulpe hizo el curso pasado.

En este sentido, el departamento de Hostelería y Turismo del IEDA está dispuesto a darlo todo, y ayudaros a conseguir vuestro propósito. Por eso diseñamos con cariño todas las tareas, procurando que sean atractivas, variadas y sobre todo, útiles.

Tareas que ponemos a disposición de la comunidad educativa, a través de la página de Mogea, donde alumnos y compañeros podéis descargarlas. Para nosotros es un honor que las veáis y nos hagáis llegar vuestras opiniones, pues estamos convencidos de que solo con la colaboración de todos los que estamos en esto de enseñar y aprender, podremos conseguir nuestro objetivo. Son muchas las tareas que podríamos poner aquí de muestra, pero, ¿qué os parece esta de María Valls para Destinos Turísticos? Se llamaba “La vuelta al mundo en 80 ideas”.

Así que bienvenidos todos y vamos a empezar esta fantástica aventura. Y, como siempre decimos, todos los días aprendemos algo nuevo: esa es nuestra filosofía de trabajo.

Lo que hallé en el Paraíso

Hola de nuevo. Os queremos despedir la semana con una maravillosa tarea del módulo de Destinos Turísticos del ciclo de Guía, Información y Asistencia Turísticas. La tarea que le pedimos a los alumnos se llama Mi propio Atlas de España. En esta tarea el alumno debe elegir una región española y analizarla geográfica y culturalmente.

Esta vez queremos felicitar al alumno Samuel Padrón Gómez por su trabajo, Lo que hallé en el Paraíso, un excelente Atlas de  Tenerife, a modo de diario de viajero, cargado de imágenes y vídeos de la isla, así como de información relacionada con sus espacios naturales, sus principales elementos culturales (folclore, museos, etc.) y sus destinos más destacados.

Esperamos que os guste, a nosotros nos ha encantado.

Mi ciudad ofrece…

Este es el nombre de una de las tareas del módulo de estructura del mercado turístico de este curso que podéis ver aquí.

Esta tarea consiste en realizar un mapa con “google maps” y marcar cinco destinos como mínimo de una de las tipologías estudiadas en la unidad, por ejemplo cinco destinos de “sol y playa” o de “salud y belleza”. La elección es libre. Además, al marcar el destino debe aparecer una breve explicación de un recurso, una infraestructura y un servicio o empresa asociada a la tipología.

Google maps es una de las mejores herramientas para los alumnos de cualquier ciclo de turismo. Lo comprobamos cada día y raro es el módulo en que no lo utilizamos en alguna de las tareas.

Pues bien, nuestros alumnos siempre nos sorprenden y aquí os dejamos algunoss ejemplos de las  tareas que han realizado. ¡Que las disfrutéis!